William H. Mumler

William H. Mumler (1832–1884) fue un fotógrafo estadounidense especializado en relaizae fotografías con espíritus.

Mumler trabajaba como grabador de joyas y realizaba fotografías en su tiempo libre, hasta que un día «accidentalmente» haciendo un autorretrato (un selfie de la época), apareció en la fotografía, junto a Mumler, el espíritu de su primo fallecido.

A partir de ese momento su carrera como fotógrafo despegó, ya que coincidió su capacidad para fotografiar espíritus con la Guerra Civil estadounidense. Cientos de familia querían saber si su hijo o padre fallecido se encontraba entre ellos, si estaba en el más allá o al menos, poder verlo por última vez. Hasta Mary Todd, esposa del fallecido Abraham Lincoln, fue clienta suya

La casa de los Mumler se convirtió en un lugar focalizado en lo paranormal, ya que Hannah Mumler, esposa de William, era una médium famosa por su capacidad espiritista y curativa.

Sus fotografías fueron varias veces estudiadas e investigadas por diferentes expertos en este nuevo arte en aquel momento y no encontraban señales de fraude, por lo que su trabajo fue más aceptado y le daba más clientes.

Finalmente fue llevado a juicio, acusado de modificar las fotografías e incluso se le juzgó por entrar en casa de los clientes para robar otras fotografías de los fallecidos y así incluirles en sus obras.

No hubo pruebas suficientes y Mumler fue absuelto de fraude. Después se dedicó a seguir investigando en el mundo de la fotografía, creando el «Proceso de Mumler» con el que podía producir e imprimir placas de fotoelectrotipo tan fácilmente como grabados en madera.

Actualmente se cree que todo era un fraude, aunque no sabemos cómo hacía esas fotografías fraudulentas ya que destruyó antes de morir todos sus negativos.
Sea como fuere, es un excelente ejemplo de cómo este arte «nuevo» en aquel siglo XIX tomó diferentes caminos y usos, sobre todo en una época donde las sesiones de espiritismo y el ocultismo estaban de moda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *