¿Una obra de arte en la luna?

¿Una obra de arte en la luna?

Entre el 30 de julio y el 1 de agosto de 1971, los astronautas David R. Scott (comandante), James B. Irwin y Alfred Worden del Apolo realizaron varios paseos lunares haciendo historia para el ser humano.
Y me preguntaréis que tiene que ver eso con el arte. Pues mucho.

Antes del viaje del Apolo 15, con total secretismo, Louise Tolliver Deutschman, directora de una galería de arte, se empeñó en que se llevara una obra de arte a la Luna. Aunque no está muy claro cómo lo consiguió, contactó con el comandante Scott y consiguió convecerlo para llevar una obra artística a la Luna.

Sólo había unas condiciones, que tuviera peso ligero, material muy resistente y que no representara a ninguna etnia en particular. El encargado de la obra fue el artista belga Paul van Hoeydonck (1925, Amberes) que realizó una escultura de 8,5 cm de aluminio llamada «El astronauta caído».
El 1 de agosto fue depositada en la Luna.

Desde ese día hay una obra de arte en nuestro satélite, quizá esperando que algún día sea la primera de un nuevo movimiento de arte espacial.

¿Conocías esta historia?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.