El mapamundi de Fra Mauro

El mapa de Fra Mauro es una de las joyas de la historia de la cartografía.

Realizado entre 1457-1459 para el rey Alfonso V de Portugal, es un planisferio en pergamino creado por el monje veneciano camaldulense, Fra Mauro. 

Mauro parece que en su juventud fue un soldado y comerciante, realizando diversos viajes y ya confeccionando mapas, hasta que un día decidió tomar los hábitos y llevar una vida religiosa en el monasterio de San Michelle de Murano. Allí tenía la función de realizar, entre otras labores, planos y mapas de tal calidad que le llegaron encargos como éste de Alfonso V.

El 24 de abril finalizó esta joya cartográfica de dos metros de diámetro, el cual nos resulta extraña a primera vista por su orientación invertida, más habitual en los mapas musulmanes que tienen una orientación sur-norte de arriba a abajo. En Europa estamos más acostumbrados a la orientación norte-sur que tiene su origen en el mapa de Ptolomeo, pero Mauro elige esta orientación por el exceso de zonas de “Terra Incognita” (lugares desconocidos) que se quedaban en los mapas Norte-Sur.

El mapa se envió a Portugal en cuanto se finalizó, pero nunca llegó a su destino, ya que desapareció y nunca más se ha vuelto a encontrar. Por suerte, Mauro estaba realizando otra copia (la que conocemos actualmente) que finalizó su ayudante Andrea Bianco.

Esta copia se encuentra actualmente en la escalinata de la Biblioteca Nazionale Marciana de Venecia.

Este mapamundi sin América (ya que aún no habían llegado los Europeos), es excepcional no sólo en lo estético, sino también en lo exacto de las descripciones geográficas de lugares que Fray Mauro nunca conoció y de las que, aprovechando que Venecia era el gran foco comercial del siglo XV, el cartógrafo aprendía de los navegantes. 

Por poneros un ejemplos, es uno de los primeros mapas del mundo que tiene habla de Japón.

¿Conocías esta magnífica obra?

Ahora podéis ver una reproducción en la exposición de Instituto Geográfico Nacional “El mundo en un Dos de Oros”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *